Los perfumes no huelen igual en los secantes de las perfumerías que en tu piel, por ello siempre hay que testearlo antes de comprarlo. Es posible que hayas notado que un perfume podría oler maravilloso en un amigo o colega, pero que en ti no huele ni parecido. ¿alguna vez te has preguntado por qué sucede?

Para averiguar la respuesta, contactamos con el experto en fragancias Michael Donovan (fundador y director creativo de la línea de perfumes de lujo St. Giles) «He estado rociando a la gente con fragancias durante más de 20 años y he notado que determinados tipos de piel tienen ciertas propiedades que cambian el aroma», nos dice. «Tengo que decir que, lamentablemente, no ha habido ninguna investigación científica sobre esto. Hablé con Luca Turin (un biofísico especializado en aromas) y me aseguró que aún no se ha investigado, por lo que mis teorías son solo eso, teorías, pero vienen de observaciones realizadas a lo largo de muchos años».

«Lo más importante a la hora de elegir una nueva fragancia es que se adapte a tu piel», señala. «No hay nada peor que enamorarse de un aroma en una perfumería o incluso de un amigo o un extraño en la calle y descubrir que no se adapta a tu piel. Curiosamente, he notado que a las personas con diferentes tonos de pelo se les adaptan los olores de manera diferente. ¿Mi consejo? Compruebe siempre el efecto de una fragancia en tu piel antes comprarla «.

Entonces, ¿por qué el olor huele tan diferente en las personas? «El equilibrio de pH de la piel difiere ligeramente, lo que puede cambiar la forma en la que huele un aroma». Puede usar un gel de ducha diseñado para pieles sensibles que le ayude a mantener su pH bajo control.

«El aroma también puede verse afectado por su alimentación». La London Perfume Company señala en su web que los «perfumes comestibles», también conocidos como hierbas y especias, pueden cambiar el olor de su perfume. Las hormonas son otro factor que puede alterar las características de un perfume: cuando el estrógeno disminuye (alrededor de la tercera semana de su ciclo), puede notar que se sobrecalienta un poco más fácilmente y suda un poco más, y esto, a su vez, afectará a su perfume. Un estudio declaró que las personas se sienten más atraídas por los aromas que pegan con su olor corporal natural.

Piel normal

Si tiene un tipo de piel «normal» (no seca ni grasa), es más probable que note que la mayoría de los perfumes olerán bastante igual en su piel y en el secante, pero tenga en cuenta que su pH, las hormonas fluctuantes y la dieta, aún podrían afectar el aroma durante todo el mes. 

Piel grasa

La mayoría de los perfumes están hechos con ingredientes que se sienten atraídos por el aceite.

Si tiene la piel grasa, va a mantener las notas altas durante más tiempo, pero también puede exagerar ciertos elementos del perfume. Las notas dulces pueden ser abrumadoras en pieles grasas. Los olores cítricos pueden dar muy buen resultado.

La regla general es que la piel grasa puede convertir aromas bastante modestos y discretos en una obra maestra. Sin embargo, hay que tener cuidado; ciertos elementos pueden llegar a ser demasiados y alterar el equilibrio de un perfume.

Piel seca

La piel seca necesita fragancias más fuertes con una buena base sólida para sostener la fragancia y hacerla durar.  Los aromas delicados desaparecerán.

¿Quiere hacer que una fragancia dure más en la piel seca? Asegúrese de estar totalmente hidratado (con una loción o aceite sin olor) antes de echarse su perfume. O intente combinar un aceite perfumado con su perfume.