Marketing olfativo y moda

La famosa revista ELLE, en Mayo de 2012 incluyó en su revista una fragancia especial llamada “Fragance by Design ‘. Investigan el uso del odotipo, también conocido como aroma corporativo dentro del mundo de la moda. Jesús Gonzalo, director de la empresa de marketing olfativo E-sensorial, informa que el marketing olfativo tiene ahora un lugar en muchos desfiles de moda en todo el mundo, empezando por Nueva York. La demanda de este producto dentro de la industria de la moda y minorista está creciendo rápidamente en todo el mundo. “Hemos puesto aroma en el desfile del diseñador español Leandro Cano en la Mercedes fashion Week de 2015 en Madrid”.

Aromas en la moda

Luces, música, modelos y perfume. Los diseñadores de moda están utilizando el olor corporativo para hacer sus espectáculos memorables.

El espectáculo del célebre diseñador Thakoon Panichgul  en la pasarela primavera/ verano 2012 está a punto de comenzar, y los asistentes sentados en el Grand Ballroom del Hotel Plaza de Nueva York. Las luces se apagan de forma espectacular, y, antes de que la primer modelo salga a escena, el perfume seleccionado específicamente para la colección, empieza a difundirse a través del aire acondicionado.

La moda y los perfumes ya comparten una historia de amor de décadas de duración, pero ahora ese enlace se ha convertido en una parte integral de la estrategia de la marca. “Al igual que la música crea una experiencia emocional muy potente durante un desfile de moda, el olor es la nueva forma de completar la experiencia y redondear el mundo del diseño”. “Es una forma de diferenciar la marca de las demás durante la semana de la moda.”

El diseñador  Haynes, quien encargó el perfume 12.29 para aromatizar tres de sus desfiles, dice que aprovechar el encanto de aroma es otra manera de dejar una impresión en una pasarela. Otros diseñadores han perfumado las invitaciones, ú obsequiado con velas aromatizadas.

Mientras que los perfumistas y diseñadores están de acuerdo en que los olores ayudan a una colección a dejar una impresión duradera, los minoristas han utilizado durante mucho tiempo  el sentido del olfato para cautivar al cliente. El Dr. Leslie B. Vosshall, profesor de la Universidad Rockefeller de Nueva York y jefe de su Laboratorio de Neurogenética y Comportamiento, dice que muchos minoristas difunden un agradable como flores ó vainilla olor para mejorar el estado de ánimo. “Los buenos olores tienen el poder de poner a la gente de buen humor, tal vez alentándolos a gastar más tiempo y dinero en la tienda”. “Si el olor es original, utilizado sólo por una tienda, el cliente puede vincularse al olor del establecimiento.”

Abercrombie & Fitch fue uno de los primeros minoristas que adoptaron el marketing olfativo.

Un aroma de cuero cargado de lujo se emite en las lujosas boutiques francesas mediante ambientadores profesionales de aroma, también utilizadas por Benetton y Max Mara. “El perfume ayuda a envolver a los clientes en una experiencia, y las tiendas de lujo quieren dar esa experiencia emocional completa”. Por supuesto, cualquier proceso de llevar una fragancia a la moda, tiene que empezar con la inspiración. Antes de conseguir el perfume 12.29, se le pidió al perfumista cómo se inspiró. Cuando Chadwick de Bell describió su colección otoño / invierno 2012/2013, buscaba una mujer, elegante, de pie,  en un pasillo amarillo desteñido, cerca de un fumadero de opio, el aroma de 12.29 sería oriental, teñido de azafrán, incienso y notas de cuero.

El diseñador cree que el olor no sólo añade un poco de misterio a su colección, sino también una verdadera conexión con el público. “El olfato es una parte integral del proceso de la memoria”, dice. “Si puedo crear una intimidad de ese momento y que se memorice, tal vez en el futuro, si alguien fuera a dar incluso con una sola nota de la fragancia, inmediatamente la reviviría. Completaría toda la experiencia “.