La manera en que consumimos ha cambido. Eso dice un estudio de la universidad de Umea en Suecia, sobre el impacto del marketing olfativo sensorial donde da toda la importancia al olor, y lo olfativo. De acuerdo a sus resultados  “a partir de ahora, los consumidores no sólo son racionales en la compra. No compran sólo por la funcionalidad del bien o servicio que buscan. El consumo es más afectivo y los consumidores se consideran ahora como entidades polisensoriales que buscan más estimulación emocional y sensorial durante su proceso de compra.”  Esta evolución del consumo es parte de la tendencia que se llama “retailtainnmen”, una mezcla y juego de palabras, entre las palabras, comercio y entretenimiento. –Un estudio científico ha demostrado tenía setenta y cinco por ciento de nuestras emociones son generados por el olor (Lindstrom, 2005)-

Se trata de un concepto de distribución que combina ambas actividades. Estudios anteriores han demostrado el éxito del uso del marketing olfativo, llegado del marketing sensorial, un concepto basado en estimular los cinco sentidos en una visión estratégica.  Pero, si ciertos sentidos son muy utilizados por las empresas / marcas, como la vista y la audición, algunos sentidos están todavía están subutilizados, en particular el olor.

Por lo tanto, un estudio sobre la comercialización olfativa se considera relevante para medir su potencial. Incluso si varios estudios ya han explicado el importante papel del olor en la estrategia de una empresa, sólo unos pocos lo utilizan. El nuevo trabajo de los comerciantes debe pretender profundizar en este tema mediante la comprensión del marketing olfativo en las tiendas a través de los objetivos, los obstáculos, las técnicas utilizadas. Ya sean esencias naturales, aromaterapias o mediante ambientadores profesionales. Hasta un 80% pueden mejorar las ventas a través de un ambientador en su tienda. Aromas que marcan la diferencia y causan en su ambiente un profundo cambio.

El mundo cambia y nosotros debemos cambiar con él.

Todo este relato que nos ha llegado a través de 82 páginas que explica cómo primero tuvieron que recoger el conocimiento de artículos científicos y estudios previos sobre olores o perfumes y en el marketing de aromas. Luego, construyeron tres hipótesis que les ayudaron a conducir la investigación y sacar conclusiones.

Esas hipótesis se denotaron mediante la realización de un método mixto, es decir, combinando dos tipos de investigaciones: una principalmente para medir cuántas tiendas están utilizando el olor como herramienta de marketing, y luego otra para profundizar en Las razones y la forma en que las tiendas lo están aplicando.

Después de este largo estudio demostró que las empresas que habían recurrido al marketing olfativo, normalmente a través de ambientadores profesionales específicos para tiendas, subieron sus ventas, y el bienestar de los clientes en un 37%. No solo por la mejora de la estrategia de mejorar el producto e identificarlo con la marca, sino mejorando la experiencia en contraposición de las tiendas que no utilizaron aromas, ni ambientadores en sus tiendas.

El olor del pan fresco de la panadería, la sensación del gel de ducha sobre la piel, la sensación de algodón en la tienda de vestir de moda… la elección de los olores, de diferentes formas son uno de los factores más importantes del éxito. Por ejemplo, la elección de los olores para un producto es realmente importante porque cada olor puede traer algo en ella mente del consumidor.

No es ningún secreto que las notas de vainilla y florales funcionan bien para las boutiques de ropa de mujer, mientras que los olores a madera son más apropiados para una tienda para hombres. Pero los minoristas que venden artículos como herramientas, electrodomésticos y bicicletas también pueden beneficiarse del aroma ambiental adecuado.

“Mejora nuestra percepción de la calidad de un producto y alienta a los clientes a demorarse un poco más, lo que aumenta las interacciones con el producto”.

Para los minoristas con bajo presupuesto, podría ser tentador comprar un ambientador básico de la farmacia local.. Pero hay varios inconvenientes en esta estrategia.. En primer lugar, los efectos de un aroma particular disminuyen con el tiempo. Se llama fatiga olfativa y, cuando se establece, el cliente dejará de notar el aroma de su tienda. También quieres evitar las fragancias baratas y empalagosas, agrega. A pesar de que es difícil equivocarse con un simple bouquet cítrico, los dispositivos de farmacia a veces pueden convertir ese agradable aroma en algo que raya en la ofensiva. Los difusores genéricos tampoco permiten que los minoristas controlen la intensidad.

El aroma ambiental de una tienda debe ser apenas perceptible y debe ser liberado solo en determinados momentos. Existen unidades de difusión asequibles de aire frío en el mercado que le permitirán controlar la frecuencia con que se libera un aroma y su potencia. Compañías como la nuestra ayudan a los minoristas a elaborar fragancias de autor y a proporcionar el equipo de difusión adecuado para su espacio.

Un buen enfoque es usar fragancias ambientales cerca la zona de caja. Según un estudio sueco, las ventas de champú colocadas cerca del punto de venta que difundían un aroma agradable aumentaron en un 36,9%, y las ventas de champú en la tienda aumentaron en general en casi un 27%.

“Cuando se trata de aromas, los minoristas realmente necesitan tener en mente tres cosas: ¿cuál es el propósito de perfumar esta tienda? ¿Qué aroma atraerá más a mis clientes? ¿Y qué tecnología debería usar?

El olfato, o en otras palabras, el uso de la belleza en estrategia de marketing es el más utilizado por los vendedores Debido a la estética es lo primero que el consumidor quiere tener en cuenta. .De acuerdo a Abraham Maslow, las personas tienen siempre necesidad existencial de la estética (Maslow, 1970).