El obvio que los clientes con hambre compran más alimentos, por ese motivo, ir a la tienda de alimentación con el estómago vacío les hace más susceptibles al gasto impulsivo y es probable que les deje con más compra en sus carritos y menos dinero en sus bolsillos.

Pero el hambre no es el único inductor. El olor a comida puede inducir o aumentar el hambre, lo que lleva a incrementar las ventas del supermercado. Es por eso que el marketing olfativo puede ayudar a aumentar las ventas para los minoristas de alimentación.

El hambre impulsa el consumo

Al igual que un tigre  va a cazar, una persona va de compras al supermercado. El hambre es un impulso fundamental. Estamos diseñados para responder a la búsqueda de alimentos, por lo que es lógico pensar que una persona que sienta hambre comprará más.

Las personas no solo compran más cuando sienten hambre (especialmente si no tienen una lista de compras), sino que también optimizan las calorías. Por ejemplo, en un estudio, los compradores que habían ayunado toda la tarde y luego fueron a la tienda de alimentación antes de la cena, compraron más alimentos ricos en calorías, la mayoría de ellos comida basura.

El aroma induce y aumenta el hambre

La sensación de hambre aumenta cuando huele a comida. Lo sabemos por experiencia propia: la carne a la parrilla o el dulce aroma de los pastelitos frescos hacen que su estómago vacío retumbe. Es una de las razones por las que las tiendas de comestibles ahora se construyen para que sus dulces y panes estén abiertas al público, permitiendo que los aromas de la cocina lleguen a los clientes. También es una razón por la que los expositores de alimentos son un elemento básico de las tiendas.

El olor adecuado puede aumentar el hambre y el gasto en comestibles. Los investigadores descubrieron que cuando el olor a pan horneado fue difundido en un supermercado, las ventas de productos horneados se triplicaron. Otro estudio mostró que las moscas de la fruta expuestas a los olores relacionados con los alimentos comían un 30% más, incluso cuando ya estaban alimentadas. Estudios similares en humanos muestran que el aroma adecuado de los alimentos puede hacer que las personas coman en exceso. (Ah, y malas noticias para aquellos que hacen dieta: ¡los olores de los alimentos tienen ese efecto aún más intenso en las personas que hacen dieta!) Cuando los consumidores compran un olor, el olor de los alimentos se traduce en mayores compras .

¿Por qué perfumar tu supermercado?

Animar a los clientes a comprar mientras están dentro.

Aumentar las ventas del departamento de panadería, fruteria y bolleria.

Crear una mejor evaluación de la experiencia de compra general.

Eliminar los olores desagradables como los mariscos, el moho y otros olores no intencionales.

¿Por qué funciona el aroma?

Lo que olemos afecta nuestras emociones en un 75%

El sistema límbico controla la memoria y las emociones. El único sentido directamente conectado al sistema límbico es el sentido del olfato.

Aprovechando al máximo el aroma en supermercados

Es importante tener abiertas las puertas de los establecimientos para que el aroma de la bollería se perciba en el exterior, pero no influirá en los compradores que se encuentran en el medio de la tienda. Tampoco proporciona un control sobre los olores ya que los aromas pueden no viajar muy lejos y pueden no permear consistentemente las áreas adyacentes.

Además, muchos estudios muestran que la congruencia es importante para impactar a los compradores. Por ejemplo, el aroma del chocolate en el departamento de carne no aumentará las ventas de carne. De hecho, puede tener el efecto contrario. Los llamados olores incongruentes pueden tener un impacto negativo en las ventas y en el tiempo que los compradores pasan en una tienda.

Entonces, si el olor a pan horneado aumenta las ventas de panadería, ¿cómo se obtiene el mismo aumento en las ventas de bebidas o en el pasillo de dulces? Ahí es donde un buen sistema de aroma puede ayudar. Le permite liberar olores específicos en lugares específicos, variar el aroma según la hora del día y otros factores, y usar una potente fragancia diseñada para provocar la reacción óptima, en lugar de esperar que los olores de la panadería estén presentes. Un buen sistema de aroma incluso puede extender los aromas fuera de su tienda, atrayendo a clientes potenciales.

Aplicar las últimas tendencias para inducir y mejorar el hambre le brinda una mejor oportunidad de aumentar las ventas. Nuestra tecnologia ofrece aromas específicos utilizando nuestros sistemas profesionales. Libera todos los compuestos en el aroma a la vez utilizando un sistema que no deja residuos ni humedad, solo el aroma perfecto para cumplir con sus objetivos en marketing olfativo.