Un ambientador es un compuesto aromático que se difunde en al ambiente con la finalidad de hacer atractiva y confortable una estancia. Habitualmente también se utilizan para “quitar” malos olores. Pero desafortunadamente no elimina los malos olores, solo los enmascara si tiene más concentración que del mal olor que se pretende eliminar. Si el olor a quitar es flojo, el ambientador hace su efecto. Pero si el mal olor tiene una cierta intensidad, lo único que hace es mezclarse con el olor desagradable, creando un olor aún peor.

Por ese motivo, el ambientador no quita los malos olores. Es como si una estancia estuviera iluminada por un candil y encendemos una lámpara: Aunque no se perciba la luz de un candil, sigue estando su llama ardiendo.

Nuestros neutralizadores del mal olor son compuestos químicos que eliminan específicos olores. Su finalidad no es aromatizar una estancia para hacerla más agradable, sino neutralizar y combatir los malos olores, resultado de procesos de la industria, ó de actividades humanas (basuras,  procesamiento de alimentos, mataderos, restauración, aseos, etc).

La actuación de nuestros neutralizadores de olor consiste en la emisión de moléculas para cada tipo de olor que reaccionan con ellos, creando unas moléculas nuevas que no tienen olor, utilizando sistemas de dispersión, ya sea mediante nebulización, sistemas por turbina, rociado manual, ó pulverización manual.

Por ejemplo, para la eliminación del olor a vómito, si aplicamos bicarbonato de sodio, transformamos el ácido butírico del vómito, en butirato sódico que no tiene olor. La sustitución de un átomo de hidrógenos en uno de sodio, transforma un olor muy desagradable, en uno neutro.

Muchos neutralizadores de olores que hay en el mercado contienen agua y perfumes y dependen de las enzimas para eliminar los olores. Si bien es cierto que las enzimas producen una acción microbiana, este método no es efectivo para los olores residuales o vaporosos. Los neutralizadores de olores realmente efectivos crean una reacción química, que se combina con el olor desagradable que permanece en el aire. La razón por la cual la combinación de bicarbonato de sodio y vinagre funciona tan bien como los neutralizadores de olores naturales es debido a sus reacciones basadas en ácidos

Nuestros neutralizadores de olor son aún más complejos porque tienen una acción más amplia que permiten neutralizar diferentes olores. El olor a cloaca lo producen un conjunto de aminas, ácidos grasos y mercaptanos, y las moléculas de nuestros neutralizadores las neutralizan todas en su conjunto.

A nuestros productos se le han añadido productos aromáticos con la siguientes finalidades:

Para indicarnos según la intensidad del aroma que se percibe, el nivel de concentración del neutralizador.

Las personas identifican los armas con limpieza, salud, bienestar.

Para identificar la actuación de cada neutralizador. Como ejemplo, el eliminador de olor a alimentos procesados, tiene olor a Aloe, para tabaco, olor a lavanda, etc.

No obstante, la concentración aromática es tan pequeña, que a los pocos días deja de percibirse

Nuestros neutralizadores  son la solución natural para los problemas de olores. No enmascaran el olor, son eliminadores de olores. El neutralizador de olores mediante pulverización manual es seguro para todos los tejidos como cortinas, moquetas, por lo que se puede rociar directamente en el área problemática o pulverizar en el aire para refrescar cualquier habitación.