Ambientadores para oficinas de última generación

Diversos estudios, indican que un aroma agradable en la oficina mediante sistemas profesionales específicos en las empresas, estimula la concentración, y por lo tanto la productividad.

Está demostrado que un olor a limón ayuda a los empleados a cometer menos errores en los programas informáticos, lo que ha llevado a algunas empresas a incorporar estos aromas en las oficinas. En empresas japonesas suele ser habitual incorporar diferentes olores a lo largo del día, a los que se les atribuye un efecto estimulante: limón por las mañanas, florales a media tarde, y a última hora, olor a madera para mantener alta la moral.

Mejorar el rendimiento

El olfato es un sentido extremadamente poderoso con la capacidad de desencadenar emociones y sentimientos fuertes. Se cree que el olfato afecta el 75 por ciento de las emociones que generamos a diario. Para las empresas, el olor adecuado no solo tiene la capacidad de generar buenas impresiones a los clientes o prospectos que visitan su edificio, sino que también puede ayudar a que el personal en el entorno laboral sea más feliz, más alerta y más productivo.

Los gerentes de oficinas no deben subestimar el poder del aroma en el lugar de trabajo. De la misma manera que los aromas en el ambiente pueden influir positivamente en las percepciones de un cliente en un centro comercial, un aroma atractivo en el lugar de trabajo, ya sea natural o fabricado, puede influir en la percepción de los empleados sobre su oficina. Es crucial asegurar que el entorno de su oficina tenga un agradable aroma, aumentando el compromiso de los empleados y, sobre todo, la comodidad en su lugar de trabajo.

Si bien un aroma fresco y agradable puede ejercer un efecto positivo en el bienestar de sus empleados, lo contrario también es cierto. Los olores desagradables pueden dominar rápidamente un entorno de oficina. Incluso algo tan simple como el almuerzo de un empleado podría tener efectos profundos en sus colegas. En una encuesta a 1,000 empleados de oficinas indicó que tres de cada cinco empleados (61 por ciento) comen su almuerzo en su escritorio tres o más veces por semana. Las razones principales por las que se dieron fueron el hecho de estar demasiado ocupados para tomar un descanso para almorzar o querer ponerse al día con las noticias y la administración personal mientras comían.

Cualquiera que sea la razón, un número cada vez mayor de empleados almuerza en sus mesas, llenando los ambientes de trabajo con el aroma de la comida. Más de la mitad (55 por ciento) de los trabajadores de oficina lo consideran antisocial cuando un colega come alimentos con olor fuerte, y como resultado, a un tercero le resulta difícil trabajar.

Mientras tanto, el 45 por ciento indicó que no le dirían nada a un colega aunque encontraran ofensivo el olor de su comida para el almuerzo. Es posible que algunos no se den cuenta de los efectos perjudiciales que podrían tener sus almuerzos en los compañeros de trabajo que se sientan cerca de ellos, por lo que es importante elimanr en gran medida el olor de los alimentos por la paz en la oficina.

Entonces, cuando se trata de comida en la oficina, ¿qué constituye un olor bueno o malo? Se vió que el pescado graso es el peor almuerzo para los compañeros. El queso, los huevos duros y los sándwiches de huevo también aparecen en la lista negra. Las tostadas con mantequilla encabezaron la lista de alimentos de olor agradable que los trabajadores comen en su escritorio, seguidos de cerca por los pasteles frescos y los sándwiches de tocino.

Si bien es posible que no puedan controlar lo que sus empleados están devorando durante la hora del almuerzo, los gerentes  tienen un papel que desempeñar en la creación de un aroma equilibrado en la oficina. Deben prestar mucha atención a las áreas comunes como recepciones, ascensores o vestíbulos, ya que el olor juega un papel importante en la creación de una buena primera impresión para los clientes y los nuevos empleados.

Como ejempo de los efectos adversos de los olores desagradables, lo tenemos en oficinas con pérdidas millonarias, con efectos de una disminución de la productividad y un aumento del estrés.

Vea aquí los beneficios en el hogar.

Disponemos de una amplia variedad de aromas y ambientadores profesionales para empresas y oficinas, y los sistemas más apropiados para su difusión. Y si quiere un aroma personalizado, se lo desarrollamos.

Los productos aromáticos pueden ayudar a controlar y minimizar los olores que provienen de alimentos y otros objetos que producen mal olor. Una opción viable es instalar ambientadores que dispensen fragancias automáticamente para neutralizar los olores y crear un ambiente de olor agradable. Ó sistema para eliminar olores desagradables.

Diversos estudios encontraron una asombrosa reducción del 54% en el error administrativo cuando los trabajadores estuvieron expuestos a aceites de limón

En 1994, se analizó el efecto de los aromas sobre el estado de ánimo y la productividad, y se demostró que los aromas placenteros pueden mejorar la eficiencia. Estas empresas aumentan la energía de sus empleados mediante aromas de limón, menta y albahaca, produciendo a su vez sensación de relax, fragancias como lavanda, bergamota y cedro.

La investigación indica que las personas que trabajan en áreas de sus oficinas perfumadas demuestran una mayor autoeficiencia y tienen más probabilidades de adoptar estrategias de trabajo eficientes. Los estudios han demostrado que los errores se reducen significativamente cuando los trabajadores están expuestos a fragancias de limón y lavanda, y se encontró un mayor rendimiento en velocidad y precisión con aromas como la menta.

Las empresas tecnológicas y creativas desean inspirar y estimular a sus empleados, ya que entienden que un entorno inspirador puede tener un efecto directo en la creatividad de los empleados. Las zonas chill out, las salas de juegos, las cabinas de DJ, las áreas de arte y las cafeterías tienen el objetivo de crear el ambiente, el equilibrio y el estado de ánimo perfectos para el lugar de trabajo. Los aromas ambientales dentro de estos espacios creativos pueden transformar instantáneamente un espacio y permitir que la mente se concentre, relaje o estimule con fragancias adaptadas a sus necesidades

Todo esto es aplicable a los comercios, ya que de alguna manera es un ambiente de trabajo en los vendedores. Se comprobó un alto nivel de efectos positivos con los olores placenteros.