Es sin duda un avance en el mundo de las cuñas publicitarias y en el marketing olfativo.Dunkin Donuts, la famosa marca de donuts americana, buscaba nuevos resultados en Corea del Sur, un país en el que la competencia en el sector de las cafeterías es atroz.

marcando_tendencia_accion_dunkin_donuts_cunas_publicitarias_radio_olor_cafe_dispensador_5

Hasta ahora, Dunkin Donuts no era la primera opción de lo ciudadanos de Seúl para el café de la mañana. En la capital del país, apodada como “la ciudad del café”, hay más de 200 Starbucks además de las cafeterías locales, por lo que la marca debía de esforzarse al máximo.

Lo vieron claro, utilizaron los autobuses, medio de transporte utilizado por la mayoría de los surcoreanos para acudir al trabajo, y coloraron un dispensador de olor muy particular.

marcando_tendencia_accion_dunkin_donuts_cunas_publicitarias_radio_olor_cafe_dispensador_3

El dispensador emanaba el aroma a un delicioso café Dunkin recién hecho cada vez que un anuncio de la marca sonaba en la radio.

Los que viajan en dichos autobuses no podían disimular su cara de sorpresa.

marcando_tendencia_accion_dunkin_donuts_cunas_publicitarias_radio_olor_cafe_dispensador_4

Los autobuses fueron seleccionados a la perfección para la campaña. Al finalizar la cuña publicitaria, la siguiente parada de autobús tenía un Starbucks en frente.

marcando_tendencia_accion_dunkin_donuts_cunas_publicitarias_radio_olor_cafe_dispensador_2

Los resultados fueron inmediatos: 350.000 visitantes más durante la campaña,  los consumidores crecieron un 16% y las ventas incrementaron un 29% en aquellos Dunkin Donuts situados frente a las paradas de autobús. ¡Objetivo conseguido!